Carlos Goico (1952 – 2009)

Version en EspañolEnglish Version

La historia de Carlos Goico es un triste paseo por las calles de la Zona Colonial en Santo Domingo. En este barrio histórico es donde muchos llegaron a conocer a este artista sensible con una sonrisa inocente y conmovedora. Su espacio de trabajo incluía bancos y cafeterías, o cualquier lugar disponible a lo largo de las calles de El Conde, 19 de Marzo, Sánchez, Santomé y Padre Billini. Calles famosas en un barrio reconocido desde hace mucho tiempo como un centro de arte en la República Dominicana. Estas mismas calles son donde Carlos Goico también pasó muchos años como vagabundo; durmiendo en los mismos bancos donde pintaba y sobreviviendo con lo poco que podía obtener de su pinturas.

Carlos Goico en el 2007, dos años antes de su muerte.

Carlos Alberto Goico (14 de noviembre de 1952 - 10 de julio de 2009) fue un pintor expresionista autodidacta nacido en Santo Domingo, República Dominicana. Cuando era adolescente "había sufrido la terrible impresión de ver a su madre, Doña Gina, atropellada en un accidente de tráfico." Este evento cambió la vida de Goico; a partir de entonces sufre de problemas mentales y angustia emocional hasta sus últimos días. Pasó varios años variando entre institución mental y la calle. Según algunos, en el "manicomio" daba lecciones de arte a sus compañeros. Según el señor Temistocles, amigo de la infancia, Goico sufrio de "tratamientos invasivos que incluyeron al menos una lobotomía" durante sus estancias en las instituciones mentales.

Sus primeras expresiones fueron en papeles de baja calidad, cartones manchados de café y cualquier otra superficie en la que pudiera obtener en sus manos. Sus lienzos, a veces eran sábanas de moteles locales pintadas con grandes trazos hecho con sus dedos; ya que una brocha no era disponible. Para inspirarse, frecuentó los talleres de reconocidos pintores dominicanos, como Eligio Pichardo, Ada Balcácer y José Cesteros.

Muchas de sus obras consisten en retratos y rostros: detallados por los ojos abiertos ampliamente. Extrañas abstracciones y figuraciones; inquietas e impactante, pero atractivo. En su arte, Goico liberó sus demonios y sueños internos mientras entablaba conversaciones con alguien o algo, que solo él podía escuchar.

"Tuve la alegría de conocer a Carlos Goico, durante una de sus "escapadas" del manicomio para enfermos mentales en la República Dominicana, donde además de ser paciente, era maestro de lo que mejor sabe, dibujar y pintar."
—Radames Rivera, fundador Galería Éxodo.
"El pintor maldito, porque el pintor maldito es el pintor que la sociedad no lo quiere, y no quiere la sociedad."
—Carlos Goico, "Un Pintor Maldito" Carlos Goico," 2007.
Autorretrato de Carlos Goico
Autorretrato
C. 2009. Imagen via Jose Levy.

Goico rechazó vocalmente los cánones académicos y el establecimiento de arte elitista, en la República Dominicana. Se autodenominó El pintor maldito, segun el artista, "porque el pintor maldito es el pintor que la sociedad no lo quiere, y no quiere la sociedad."

En 1976, presento su primera individual en la Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña. Esto es seguido por tres muestras más entre 1983 y 1986, lo que aumenta su popularidad, a pesar de que continuó siendo un artista auto-excluido de la sociedad. Las exhibiciones notables a lo largo de los años 1990 y 2000 incluyen; Biblioteca Nacional (1990), XVII Bienal Nacional de Artes Visuales (1990), Concurso E. León Jimenes; Universidad de Puerto Rico / Simposio Afroamérica y su Cultura Religiosa (1997) y el Centro Cultural de España (2002).

En la última década de su vida, Goico se había convertido en un artista reconocido y respetado dentro de La Zona. Un amigo y restaurateur le había proporcionado a Goico un estudio/residencia frente al bar Falafel Zona Colonial. En 2004, la primera exposición tuvo lugar en el taller de Goico patrocinado por el bar Falafel y coordinado por la antropóloga Soraya Aracena.

Pero el momento de éxito para este artista que fue una vez rechazado, no duraría mucho. El viernes 10 de julio de 2009, Carlos Goico murió de un ataque al corazón mientras tomaba un taxi para ir a una exposición de arte en la Galería Bolós en la Zona Colonial. Tenía 51 años de edad.

Sin titulo (El Rey)
Sin titulo (El Rey)
C. 2000. Acrilica sobre carton. 51 x 36 pulg. Imagen: Thomas Connelly.
Angel azul
C. 2002. acrílico sobre papel, 25 x 22 pulgadas. Imagen: Thomas Connelly.
Salvador Dali
Sin fecha, Acrilica sobre papel. 26 x 20 pulg. Imagen: Thomas Connelly.
Luna roja
C. 2002. Acrílico sobre lámina de vinilo. 46 x 27 pulg. Imagen: Thomas Connelly.
Sin titulo
Sin fecha. Imagen: Ytzhak, el Rey del Falafel, via Thomas Connelly.
Mascara Roja
Sin fecha. Acrilica sobre lienzo. 30 x 24 pulg. Imagen: Thomas Connelly.
Sin titulo
Sin fecha. Acrilica. Imagen: Thomas Connelly.
Mascara (Diablo Cojuelo)
Sin fecha. Acrilica. Imagen: Thomas Connelly.
Dos buhos
Sin fecha. Acrilica. Imagen: Thomas Connelly.
Florero en rojo
Sin fcha. Acrilica. Imagen: Thomas Connelly.
Retrato sin titulo
Sin fecha. Acrilica. Imagen: Thomas Connelly.

Crédito donde es debido

Este artículo fue elaborado a partir de información producida por: el crítico de arte Fernando Casanova, el crítico de arte Danilo de los Santos, la reportera Inés Aizpún, el autor Amable López Meléndez, el distribuidor de arte Thomas Connelly, el distribuidor de arte Radames Rivera, el documentalista Rodrigo Montealegre.

Retrato de Carlos Goico es una imagen fija del documental "Un Pintor Maldito" Carlos Goico, de Rodrigo Montealegre.

Autorretrato de Carlos Goico de 2009, a través del otro pintor maldito, José Levy.

Crédito especial para el comerciante de arte, Thomas Connelly: quien tomó un interés muy especial en Goico. El Sr. Connelly ha utilizado sus recursos para ayudar a promover la vida y el arte de Carlos Goico con el mundo. La mayoría de las imágenes utilizadas para este artículo son de un blog creado por el Sr. Connelly, https://whoiscarlosgoico.tumblr.com/.