Fernando Peña Defilló (1926 - 2016)

"A los 7 años... me di cuenta de que no era un niño 'normal,' no me interesaban en absoluto esas horribles clases de matemáticas, pero sí me gustaban mucho las de historia y geografía, porque me hacían soñar con la libertad de recorrer el mundo, aprendiendo con la práctica lo que realmente me interesaba.

Así comprendí que mi vocación era descubrir los secretos de la naturaleza y de la condición humana, y fue entonces que supe que había nacido para el arte, específicamente para las artes plásticas y aun más específicamente para la pintura; ambos temas (la naturaleza y la condición humana) siempre han sido la constante de mis obras, tanto figurativas como abstractas."

– Fernando Peña Defilló
Autorretrato, 1976, Óleo sobre tela, 44 x 56
Organico, 1960, óleo sobre tela, 129 x 191 cms
Retrato de Ivan Pattison, 1957, óleo sobre tela, 91.5 x 61 cms
El pez, 1957, óleo sobre tela, 58.5 x 31 cms
Telúrico, 1959, Mixto sobre cartón, 49 x 39 cms
Estrellas de mar, 1957, óleo sobre tela, 17 x 22.5 cms
Retrato de Elsita, 1963, Mixto sobre tela, 38 x 26 pulgadas
Amapola (díptico), 1978, Óleo sobre tela, 60.5 x 60
Bodegón con llave, 1998, Óleo sobre tela, 50x56 pulgadas
Romería, 1954, Óleo sobre tela, 27x20 pulgadas
Autorretrato del Rayo, 1997, Óleo sobre tela, 69 x 54

Fernando Peña Defilló (Santo Domingo, 1926 – Jarabacoa, 18 de mayo de 2016) fue un pintor dominicano, nacido en la ciudad de Santo Domingo. Estudió en la Escuela Nacional Bellas Artes de 1949 a 1951, donde fue educado por José Gausachs, José Vela Zanetti, Celeste Woss y Gil y Gilberto Hernández Ortega.