Ada Balcacer: Vida y Arte

Ada Balcácer nació en Santo Domingo en 1930. Durante sus años de infancia vivió entre la capital dominicana y San Juan de la Maguana, lugar donde residía su familia materna. La artista se refiere a esos años de esta manera: “Desde la edad de dos meses de nacida, después del ciclón San Zenón, mi vida se desarrolla de Santo Domingo a San Juan de la Maguana, al latifundio de Domingo Rodríguez, en Manoguayabo […] Recibí la entrada a la región del mito en las aguas del río Maguana y temprano aprendí el nombre del Bacá y la mitología rural. En la capital, las imágenes del carnaval urbano llenaron por siempre mi memoria visual”. Esas referencias culturales marcarían la producción artística de Ada Balcácer en las primeras etapas de su carrera.

Ada Balcacer Artista Visual Dominicana

En 1950 se graduó de la Escuela Nacional de Bellas Artes (ENBA) de Santo Domingo. Durante su formación, “recibió el gesto como pintora de la maestra y formadora de generaciones Celeste Woss y Gil, la línea de Manolo Pascual, el color de José Gausachs. Pero los profesores que sintió más cercanos fueron Gilberto Hernández Ortega y Gausachs, quienes hacían tutela con el trabajo de ella”. Durante una década, después de su graduación en la ENBA, Ada Balcácer vivió fuera de la República Dominicana. En esos años la artista se dedicó a profundizar sus estudios sobre arte. Inició su labor como diseñadora textil y trabajó para importantes firmas de diseño en Estados Unidos. En este país, Ada Balcácer inició la definición de su personalidad como artista y trazó las pautas de la que sería su metodología de trabajo.

En 1962, luego del ajusticiamiento de Rafael Leonidas Trujillo, regresó a la República Dominicana, época en la cual el país vivió una gran efervescencia política. Ada Balcácer se enroló inmediatamente en movimientos culturales y de militancia política y artística.

Desde 1960, la obra de esta artista se ha estructurado en series marcadas por la elección de un tema, que ha asumido a partir de una intensa investigación. En esta década y hasta 1972 desarrolló Mitos y leyendas del Caribe, y dentro de esta gran serie incluyó Robalagallina, rey del Carnaval; Taticas; Bacá derribando el mito; Señas; y Lolas. En 1966 presentó su primera exposición individual en el Palacio Nacional de Bellas Artes de Santo Domingo. Para esta época participó en las ediciones II y III del Concurso de Arte Eduardo León Jimenes, correspondientes a los años 1966 y 1967. En la segunda versión de este certamen obtuvo el Primer Premio de Dibujo con la obra Intención gráfica, que forma parte de la Colección Eduardo León Jimenes de Artes Visuales.

En 1968, junto a antiguos compañeros de estudio y otros artistas de generaciones posteriores, creó el grupo Proyecta, con el que presentó varias exposiciones colectivas. También en este año realizó estudios de Grabado en Aguafuerte con Edmundo Casarella, en Art Students League, de Nueva York. Esta especialización le permitiría integrarse más adelante a la ENBA como profesora de grabado. En este mismo año asumió la dirección de la Cátedra de Dibujo, en el Departamento de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Esta experiencia marcó el inicio de una nueva serie: Espacios participantes, que desarrolló entre 1973 y 1978.

En la década del setenta, Ada Balcácer se integró a programas dedicados al fomento de la artesanía dominicana. Con la Fundación Dominicana de Desarrollo participó en el programa artesanal desarrollado en las localidades Higüerito y Reparadero, en Moca, junto al arqueólogo Manuel García Arévalo, José De Ferrari y Franco Oliva. Más adelante, en 1979, fundó Mujeres Aplicadas a la Industria (MAI).

De 1979 a 1985 desarrolló su tercera serie, Palmira. Como parte de la misma, creó dos murales: La palma transparente, en Tourist Information Center, Nueva York; y Palmira en el Citibank, obra que resultó ganadora del concurso Un mural para el Citibank en el año 1983. Entre 1986 y 2000 Ada Balcácer realizó su serie Ensayos de luz tropical, con la cual presentó once exposiciones individuales dentro y fuera del país.

En 1989, la obra de Ada Balcácer recibió un reconocimiento significativo. Su pieza El mago del paisaje es seleccionada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) para crear un sello conmemorativo del aniversario del Banco Mundial. Desde el año 2000 Ada Balcácer reside en Miami, Estados Unidos. En su residencia en este país, a partir del año 2001, desarrolló la serie Nymphea. En 2008 estableció en esta ciudad la galería Abro/Ada Balcácer, en el área de Wynwood Art District. Desde este espacio la artista ha dado continuidad a su labor en favor de la promoción y valorización de las artes visuales dominicanas.

La producción más reciente de la artista, Subtropical, refiere a su lugar de residencia actual, sus particularidades y contrastes. Así, el paisaje subtropical, las autopistas, la velocidad, la bruma contaminante y la interculturalidad, son recreados con humor y espíritu innovador en producciones experimentales que mezclan texturas, pigmentos y efectos ambientales.

    Fuentes:
  • Alas y raíces: Ada Balcácer, Centro Leon, Santiago.
  • Ada Balcácer: “Ada Balcácer”, en Fondo de Ada Balcácer, Centro León, Santiago, 2011.
  • Alejandro Paniagua: “Ada Balcácer, una artista con mensaje; cree en la vida más que en la tela”, en Listín Diario, Santo Domingo, 1983.

Explorar por Países