"L'Absinthe" de Edgar Degas: Una mirada a la vida bohemia parisina del siglo XIX

"L'Absinthe", también conocida como " Los bebedores de absenta" o "Dans un Café", es una obra emblemática del pintor francés Edgar Degas (1834-1917). Realizada en 1876, esta pintura al óleo sobre lienzo sumerge al espectador en la atmósfera de un café parisino de la época, donde un hombre y una mujer comparten el momento de beber absenta, la bebida de moda en aquellos años. La obra se encuentra en la actualidad en la colección del Museo d'Orsay, en París.

L'Absinthe de Edgar Degas

La segunda mitad del siglo XIX fue un período de cambios y transformaciones en la sociedad francesa. La Revolución Industrial y el crecimiento económico generaron una creciente urbanización y el surgimiento de una burguesía acomodada. Paralelamente, la bohemia parisina, caracterizada por un estilo de vida desenfadado y hedonista, encontró en el absenta un símbolo de su descontento y rebeldía frente al orden establecido.

El absenta, una bebida alcohólica de alto contenido y con un sabor distintivo, se asociaba con la creatividad y la vida bohemia. Muchos artistas, escritores e intelectuales de la época la consumían y la idealizaban como fuente de inspiración y evasión de la realidad. No obstante, su consumo excesivo también se relacionó con la decadencia y la autodestrucción.

la obra "L'Absinthe" presenta una composición aparentemente simple, con dos personajes principales en primer plano: una mujer y un hombre sentados en una mesa de un café. La mujer, interpretada por la actriz Ellen Andrée, luce abatida y con la mirada perdida, mientras sostiene con desgano un vaso de absenta en su mano. El hombre, encarnado por el pintor Marcellin Desboutin, se encuentra en una posición casi simétrica a la mujer, también con un vaso de absenta y fumando un cigarro, aunque su expresión parece más reflexiva que abatida.

Degas utiliza una paleta de colores apagados y tonos terrosos que reflejan la atmósfera melancólica y sombría del café, con el contraste entre la luz que entra por la ventana y las zonas de sombra, sugiriendo una sensación de aislamiento y soledad. La técnica pictórica de pinceladas sueltas y rápidas, característica del impresionismo, aporta dinamismo y espontaneidad a la escena.

La posición de los personajes y sus expresiones faciales transmiten una tensión emocional y una falta de comunicación entre ellos. A pesar de compartir la mesa, parecen estar sumidos en sus propios pensamientos y preocupaciones, evidenciando la desconexión emocional que puede generar el consumo excesivo de alcohol.

Crítica y recepción

Cuando "L'Absinthe" fue expuesta por primera vez en la galería Durand-Ruel en 1876, provocó un gran escándalo en el público y la crítica. La representación directa y sin filtros de la decadencia y el abandono en la vida bohemia fue considerada por muchos como inmoral y degradante. La pintura fue tachada de "antiestética" e "inquietante", y su exhibición en Londres en 1893 generó aún más controversia, llegando a ser calificada como "repulsiva" por algunos críticos.

Sin embargo, con el paso del tiempo, "L'Absinthe" ha sido revalorizada y reconocida como una obra maestra del arte impresionista. La habilidad de Degas para capturar la esencia de la vida cotidiana y reflejar las tensiones sociales y emocionales de su tiempo, junto con su dominio técnico y estético, han sido objeto de numerosos análisis y estudios.

La obra no solo se convirtió en un símbolo de la época, sino también en una poderosa metáfora de la alienación y la soledad en la sociedad moderna. La ambigüedad y la complejidad emocional de los personajes de "L'Absinthe" permiten al espectador reflexionar sobre las consecuencias del consumo excesivo de alcohol, la deshumanización y la falta de empatía en las relaciones humanas.

"L'Absinthe" ejerció una influencia significativa en las generaciones posteriores de artistas, que se sintieron atraídos por la exploración de temas sociales y emocionales en sus obras. La pintura, junto con otras obras de Degas, fue fundamental en la consolidación del movimiento impresionista, que rompió con las convenciones artísticas de su tiempo y abrió el camino hacia la experimentación y la innovación en el arte moderno.

En la actualidad, "L'Absinthe" sigue siendo un referente cultural y artístico, tanto por su temática como por su estilo pictórico. La obra es estudiada en escuelas y universidades, y es considerada un testimonio valioso de la vida bohemia parisina del siglo XIX, así como de la evolución del arte impresionista y su impacto en la historia del arte.

Historia y Procedencia de "L'Absinthe" de Edgar Degas

  • Creación de la obra: La pintura fue creada por Edgar Degas en 1876. La obra representa una escena cotidiana en un café parisino, donde un hombre y una mujer comparten la intimidad de una copa de absenta.
  • Exposición en la galería Durand-Ruel: La pintura fue expuesta por primera vez en la galería Durand-Ruel en 1876, donde causó controversia y escándalo entre el público y la crítica debido a su representación cruda de la decadencia social.
  • Exhibición en Londres: En 1893, la obra fue llevada a Londres para ser exhibida. La recepción en Inglaterra fue aún más negativa que en Francia, siendo calificada como "repulsiva" por algunos críticos.
  • Venta a Henri Rouart: En 1893, tras la exposición en Londres, el coleccionista y pintor francés Henri Rouart adquirió la obra. Rouart fue un gran admirador de Degas y poseía numerosas obras del artista en su colección personal.
  • Subasta en la galería Georges Petit: Tras la muerte de Henri Rouart en 1912, su colección fue vendida en una subasta en la galería Georges Petit en 1914. En esta subasta, "L'Absinthe" fue adquirida por el comerciante de arte francés Josse Hessel.
  • Adquisición por parte de Sir William Van Horne: Después de pasar por las manos de Hessel, la pintura fue adquirida por Sir William Van Horne, un empresario y coleccionista de arte canadiense, que la incorporó a su colección privada en Montreal.
  • Venta a la familia Goulandris: En 1936, la pintura fue vendida a la familia Goulandris, una adinerada familia griega de armadores y coleccionistas de arte. La obra permaneció en su colección privada durante varias décadas.
  • Adquisición por parte del Museo d'Orsay: Finalmente, en 1988, "L'Absinthe" fue adquirida por el Museo d'Orsay de París, donde se encuentra expuesta en la actualidad.

Explorar por Países