Saturno devorando a su hijo: una obra maestra oscura y aterradora de Francisco Goya

"Saturno devorando a su hijo" es una de las pinturas más famosas y aterradoras del artista español Francisco Goya (1746-1828). Esta obra forma parte de la serie de pinturas conocida como "Pinturas Negras", realizadas entre 1819 y 1823, y que se encuentran actualmente en el Museo del Prado, en Madrid. La imagen de Saturno devorando a uno de sus hijos es un reflejo del miedo y la desesperación del artista ante la violencia y la opresión que se vivía en España en aquel momento.

Francisco Goya vivió en una época de grandes cambios políticos y sociales en España. La Guerra de la Independencia contra las fuerzas napoleónicas (1808-1814) y la restauración absolutista de Fernando VII (1814-1833) marcaron profundamente la vida y la obra del artista. Las "Pinturas Negras" son el resultado de la desilusión y el desengaño de Goya ante la situación política y social de su país, así como de sus propias preocupaciones personales y emocionales.

La figura central de la pintura es Saturno, el dios romano de la agricultura y el tiempo, identificado en la mitología griega con Cronos. Según la mitología, Cronos, temiendo ser derrocado por uno de sus hijos, devoraba a cada uno de ellos al nacer. La escena de Saturno devorando a su hijo ha sido representada en diferentes ocasiones en la historia del arte, pero la versión de Goya es especialmente impactante por su crudeza y su violencia.

La obra de Goya muestra al dios Saturno en un momento de frenesí, sosteniendo el cuerpo mutilado de su hijo, del que ya ha devorado la cabeza y parte del brazo. La expresión de Saturno es de horror y locura, mientras que su cuerpo, de proporciones exageradas y distorsionadas, refuerza la sensación de desesperación y angustia.

La elección de este tema mitológico no es casual. Goya utiliza la figura de Saturno como una metáfora de la destrucción y el autodestrucción, reflejando así el miedo y la desesperación ante un mundo en el que la violencia y la opresión parecen imparables.

"Saturno devorando a su hijo" es una pintura al óleo sobre yeso, realizada directamente sobre una de las paredes de la Quinta del Sordo, la casa de campo de Goya en las afueras de Madrid. La técnica y el estilo de la obra son muy diferentes a los de sus obras anteriores, caracterizadas por un colorido brillante y un trazo detallado. En las "Pinturas Negras", Goya emplea una paleta de colores oscuros y apagados y un trazo grueso y desdibujado, que contribuyen a crear un ambiente opresivo y sombrío.

Cuando Goya se exilió voluntariamente en Francia en 1823, dejó la Quinta del Sordo a su nieto Mariano. Después de varios cambios de propietario, la casa pasó a manos del barón belga Émile d'Erlanger en 1874. Tras 70 años en las paredes de la Quinta del Sordo, los murales se encontraban en mal estado de conservación y, para preservarlos, el nuevo dueño de la casa decidió trasladarlos a lienzo bajo la dirección de Salvador Martínez Cubells, el principal restaurador de arte del Museo del Prado. Tras exhibirlos en la Exposición Universal de 1878 en París, d'Erlanger finalmente los donó al estado español. Los efectos del tiempo en los murales, junto con el daño inevitable causado por la delicada operación de montar el yeso desmoronado en lienzo, hicieron que la mayoría de los murales requirieran trabajos de restauración y que algunos detalles se perdieran, pero en este sentido, Saturno devorando a su hijo parece haber resultado menos afectado que algunas de las otras obras.

"Saturno devorando a su hijo" y las otras "Pinturas Negras" de Goya han ejercido una gran influencia en el arte moderno y contemporáneo, especialmente en el movimiento expresionista del siglo XX. Artistas como Edvard Munch y Francis Bacon han reconocido la importancia de Goya y su obra en su propio trabajo.

La oscuridad y la violencia que impregnan "Saturno devorando a su hijo" se han interpretado como una crítica a la situación política y social de la España de la época, así como una reflexión sobre la naturaleza humana y sus instintos más primitivos y destructivos. La obra se ha convertido en un símbolo de la lucha contra la opresión y la violencia en todas sus formas y continúa siendo un referente en el arte y la cultura contemporánea.

"Saturno devorando a su hijo" es una obra maestra oscura y aterradora que refleja la angustia y la desesperación del artista ante la violencia y la opresión de su tiempo. La elección de un tema mitológico, la técnica y el estilo innovadores y el simbolismo cargado de significado hacen de esta pintura una de las más importantes y emblemáticas del arte español y de la obra de Francisco Goya. A través de su legado e influencia, "Saturno devorando a su hijo" sigue siendo un poderoso recordatorio de la necesidad de enfrentar y combatir la violencia y la injusticia en nuestro mundo.

Historia y Procedencia

  • 1819-1823: Creación y ubicación original: Francisco Goya crea "Saturno devorando a su hijo" como parte de la serie "Pinturas Negras". La pintura fue realizada directamente sobre una de las paredes de la Quinta del Sordo, la casa de campo de Goya en las afueras de Madrid.
  • 1823: Exilio de Goya: Goya se exilia voluntariamente en Francia y deja la Quinta del Sordo a su nieto Mariano.
  • 1874: Cambio de propietario: Después de varios cambios de propietario, la Quinta del Sordo es adquirida por el barón belga Émile d'Erlanger.
  • 1874: Traslado a lienzo: Debido al deterioro de los murales, d'Erlanger decide preservarlos transfiriéndolos a lienzo bajo la dirección de Salvador Martínez Cubells, el principal restaurador de arte del Museo del Prado.
  • 1878: Exposición en París: Los murales, ahora en lienzo, se exhiben en la Exposición Universal de 1878 en París.
  • Post-1878: Donación al estado español: Tras la exposición, d'Erlanger dona las "Pinturas Negras" al estado español.
  • Siglo XX: Restauración: La mayoría de las "Pinturas Negras" requieren trabajos de restauración debido al desgaste del tiempo y a los daños causados durante la operación de montar los murales en lienzo. "Saturno devorando a su hijo" parece haber resultado menos afectado que algunas de las otras obras.
  • Actualidad: Exhibición en el Museo del Prado: "Saturno devorando a su hijo" y las demás "Pinturas Negras" se encuentran en exhibición en el Museo del Prado en Madrid, siendo consideradas como algunas de las obras maestras más importantes y emblemáticas del arte español y de Francisco Goya.

Explorar por Países